diciembre 3, 2023

SUPLICAN AYUDA ABUELITOS ACUSADOS INJUSTAMENTE DE “ATAQUE PELIGROSO” EN VALLE DE BRAVO.

Valle de Bravo, Méx.- Con los nervios de punta, enfermos, con deudas y el miedo de ser desalojados de su hogar, viven en Valle de Bravo los hermanos Floriberto y Estela Reyes López, de 74 y 84 años, además de sus otros cuatro hermanos, quienes enviaron una carta abierta al presidente de la República y el gobernador del estado de México suplicándoles ayuda para detener a su vecino Víctor Manuel Tapia Soto, quien ha buscado a toda costa despojarlos de su propiedad, un terreno donde han vivido desde que nacieron y era de su finado padre Salomón Reyes Fabila.


La petición desesperada fue remitida a otras instancias y funcionarios, incluida la maestra Delfina Gómez Álvarez, virtual Gobernadora del Estado de México para el periodo 2023-2029, así como al Magistrado Ricardo Sodi Cuellar, Titular del Poder Judicial en el Estado de México, y la Presidenta Municipal de Valle de Bravo, Michelle Núñez Ponce; pero tal parece, las dos respuestas recibidas hasta el momento, solo han sido mero “trámite burocrático” para justificar la “atención ciudadana” y anotarlos en la estadística, porque aun cuando los han escuchado con atención, siguen sin encontrar una solución a su problema.

El asunto es añejo, pero los abusos de Víctor Manuel Tapia Soto se han incrementado en los últimos años, y tras la revisión del expediente, se anotan varias irregularidades en el proceso que les han fincado, acusándolos por ejemplo de “ataque peligroso”, utilizando contra ellos el aparato legal, desde Ministerio Publico, Policías, Jueces, autoridades locales y estatales, causándoles daños físicos, emocionales, patrimoniales, sociales, señalan en su carta abierta, donde responsabilizan al mal vecino, dueño del rancho San Ramón, de todo cuanto pueda ocurrirles a ellos o a sus familiares, pues les han quitado la tranquilidad y salud que deberían gozar, soportando robos y daños diversos, además de enfrentar evidentes actos de corrupción y tráfico de influencias.

Incluso se han involucrado elementos de la Secretaria de Seguridad del estado de México, quienes han quedado en evidencia por al menos dos ocasiones, en una de ellas hay fotografías de una reyerta provocada por VICTOR MANUEL TAPIA SOTO, quien originó un proceso legal donde los policías quedaron muy mal parados e incluso fueron ordenados a pagar una indemnización, (aunque pírrica) pues en aquella ocasión, 18 de octubre del 2017, con falsas denuncias ocasionaron acción violenta de policías estatales contra cinco de los seis hermanos Reyes López, a quienes golpearon y amagaron en su propio terreno, cinco años después ha reiniciado sus intentos de perjudicarlos con falsos testimonios, pues su único propósito es desalojarlos.


Ahora se le ocurrió acusarlos de robo y otros delitos, y han quedado señalados como actores de “ATAQUE PELIGROSO”, emitiéndole orden de restricción a Floriberto Reyes López, quien fue detenido, esposado y lanzado a la patrulla de manera tan violenta que le fracturaron una pierna y les dislocaron el hombro, mientras su hermana Estela, de 84 años, quedo acusada de «Ataque Peligroso» y se anotan como “víctimas” policías estatales, quienes la golpearon y humillaron bajándole los pantalones, mientras su hermano Floriberto era esposado, igualmente humillado, y subido a fuerza a una patrulla, en un acto de aprehensión injustificado y con violencia innecesaria por parte de varios elementos de la policía estatal, por lo cual quedo postrado en una silla de ruedas y debe andar con muletas, por secuelas de una fractura mal tratada.

Cabe señalar, en episodio anterior fueron cinco hermanos Reyes López, agredidos también por policías y por órdenes de VICTOR MANUEL TAPIA SOTO, quien interpuso denuncia falsa en ese entonces, cuando llamo a los oficiales y pidió “refuerzos”, porque se siente y dice propietario del terreno que LEGALMENTE Y EN REGISTRO PUBLICO CONSTA QUE PERTENECE A LOS REYES LOPEZ, quienes no han tenido una defensa apropiada, ni les permitieron levantar denuncia, o declarar y presentar testimonio mediante una apropiada defensa, mucho menos han recibido asesoría jurídica adecuada.

Sin embargo los mezquinos propósitos de Tapia Soto, colocan en entredicho al sistema judicial, con argumentos sin sustento legal, ni documentos que respalden los dichos de este mal vecino, quien arremete contra las autoridades, con una apelación, porque no lograron comprobar la más reciente denuncia de robo, pues su versión está plagada de irregularidades y mentiras, no obstante, multaron y luego citaron a Floriberto, el 7 de junio pasado al Juzgado de Temascaltepec, para recibir una orden de restricción a favor de quien los acusa, VICTOR MANUEL TAPIA SOTO, siendo que es él quien inquieta y amenaza constantemente, con vigilancia exagerada, incluso con sobrevuelo de un dron y personas armadas, (tiene a su servicio guardias de seguridad privada).


Además por la noche realiza actos intimidatorios contra la familia, como ordenar a su gente merodear la casita de Doña Estela, quien a sus 84 años pide desesperadamente AYUDA, PROTECCION Y UNA DEFENSA LEGAL APROPIADA, pues hasta ahora los abogados solo les han estafado y engañado o no han podido con las influencias del mal vecino. Además de Víctor Manuel Tapia Soto, se anotan en la denuncia contra los hermanos Reyes López varios sujetos más; José Fidel Fonseca Piña; Jovani Almazán Molina, Carina Santana Torres, Diego Orlando Lagunes Llaguno; Javier Segundo Marín; Huitzilipochtli García Solorzano, ellos igualmente serán responsables de cualquier daño que pueda sucederles, indicaron los afectados.

Los hechos señalan como imputados a Floriberto Reyes López, Estela Reyes López, María Jiménez López y María de los Ángeles López Díaz, pero tras varios tramites solo quedo indiciado Floriberto, con AUTO DE VINCULACION A PROCESO por ALLANAMIENTO DE MORADA y ATAQUE PELIGROSO, aunque los hechos ocurrieron en el terreno donde viven desde que nacieron, lamentablemente están muy cerca del terreno que ahora es propiedad de Víctor Manuel Tapia Soto, apenas divididos por la carretera,  muchos años atrás, para construir esta carretera sufrieron afectación del gobierno, pero nunca los indemnizaron, así pasó el tiempo, y convivieron toda la vida con los dos dueños anteriores del rancho San Ramón sin tener ningún problema, hasta cuando lo compro Víctor Manuel Tapia Soto, quien ha perjudicado seriamente la seguridad patrimonial y emocional de toda la familia, hermanos, cuñadas, sobrinos, quienes buscan la atención de alguna autoridad competente para exigir la reparación del daño, así como la restitución económica por los muchos gastos derivados, tanto médicos como de abogados, ocasionados por los múltiples e injustificados ataques.

Situaciones similares son recurrentes en todo el país, pero en particular Valle de Bravo, dijeron, registra cantidad de personas que han sido despojadas vilmente de sus hogares, sus ranchitos, sus pequeños predios o grandes propiedades, por parte de personas sin escrúpulos, como VICTOR MANUEL TAPIA SOTO, quienes se valen de su poder económico y político, para utilizar las instancias judiciales y de gobierno a su favor y concretar sus fechorías y despojos, porque no es sencillo luchar contra tremendo conflicto para poder recuperar la tranquilidad familiar y garantizar una vejez digna, sobre todo a Floriberto, dijeron, quien ha quedado afectado seriamente en su movilidad, con secuelas drásticas por lesiones en pierna y brazo derecho.

Por ello, suplican se les proporcione toda la ayuda legal y psicológica posible, pues aunque reconocen que quizás no sea tan importante su problema, ni cuantioso, para ellos es TODO cuanto tienen, es su seguridad y certeza de un techo para pasar su vejez de una manera digna, lamentablemente ahora son víctimas de la impunidad, la omisión de las autoridades, la indolencia e indiferencia de las instituciones, la falta de ética de algunos abogados, y solo piden respeto, justicia, seguridad y tranquilidad, para seguir trabajando la tierra, pues a pesar de sus años, aún siembran en su pequeño predio y crían animales, son productivos, trabajadores, honestos, no es justo que vivan con angustia, zozobra y la amenaza de ser despojados de su único patrimonio.