diciembre 10, 2023

ENCABEZA ANGÉLICA MOYA CELEBRACIÓN DEL DÍA DEL SERVIDOR PÚBLICO MUNICIPAL

“No cabe duda que el trabajo que tenemos es el mejor y el más gratificante: si hay pandemia, nosotros estamos ahí; cuando hay tiempos difíciles, nosotros estamos ahí, esa es la realidad que vivimos todos los días”, afirmó la alcaldesa Angélica Moya Marín durante la celebración del Día del Servidor Público Municipal.

La Edil refirió que, al iniciar su pasada gestión como presidenta municipal en 2003, a través del diálogo y la comunicación con la entonces lideresa sindical, Juana Parra, se logró dar certeza al personal “sobre lo ya trabajado”, por lo que confió en que la historia se repita ante la crisis económica heredada por el gobierno anterior, que dejó de cubrir sueldos y prestaciones a los trabajadores.

 

“Qué tiempos aquellos, cuando apenas nos estábamos conociendo, llegó nuestra lideresa sindical, doña Juanita, y exigió lo que les correspondía a los trabajadores, ¿y cómo acabó esa historia?, acabó feliz, todos satisfechos y contentos, será lo mismo en estos tiempos”, explicó.

 

“Tenemos que dialogar y construir, no va a ser fácil, pero seguiré poniendo esa misma voluntad para que caminemos juntos y cumplamos con ese propósito que significa ser servidor público”, puntualizó.

A su vez, Tomás Palomares Parra, dirigente de la sección Naucalpan del Sindicato Único de Trabajadores de los Poderes, Municipios e Instituciones Descentralizadas del Estado de México (SUTEYM), expresó que la alcaldesa Moya Marín es una mujer de palabra, una estratega política con la experiencia necesaria para sacar adelante a este municipio.

 

“Me queda claro que las acciones que está tomando para que las cosas no queden impunes, son precisas y contundentes, tengo la certeza de que cumplirá con los compromisos de la base trabajadora, cuente con nosotros”, aseguró.

 

Palomares Parra destacó que durante la pandemia los servidores públicos se convirtieron en “héroes sin capa” que no dejaron de brindar sus servicios a los naucalpenses.

 

“En este tiempo de encierro, incertidumbre, temor y dolor por la pérdida de muchos seres amados, jamás se acobardaron porque en estos 24 meses fueron los que sostuvieron sobre sus espaldas a la sociedad para que la situación no fuera mucho más grave por la acumulación de residuos sólidos y la falta de atención al mobiliario urbano, parques, agua, drenaje, alumbrado, entre muchas otras actividades y servicios de carácter básico”, concluyó.