junio 13, 2024

DESAZOLVE EN 43 COLONIAS Y 18 BARRANCAS DE NAUCALPAN

Para prevenir posibles inundaciones en esta temporada de lluvias y mantener a salvo a los vecinos naucalpenses y su patrimonio, personal de OAPAS y CAEM realizaron trabajos de desazolve en más de 43 colonias consideradas de alto riesgo; en las laterales del Periférico en ambas direcciones; en 18 barrancas del municipio y se limpiaron los cauces de cinco ríos.

Alejandro Vences Mejia, director general del organismo informó que es un compromiso el mantener operativos permanentes para proteger a los vecinos naucalpenses de posibles riesgos a lo largo de la época de precipitaciones pluviales.

 

“Con estos trabajos de mantenimiento a la infraestructura de drenaje realizados en las últimas semanas en distintas zonas de Naucalpan se busca evitar anegaciones en calles y avenidas, así como el desbordamiento de cauces y ríos”, expresó.

 

Los trabajos hidráulicos en las colonias se efectúan con equipo de OAPAS y en coordinación con la Comisión de Agua del Estado de México en Río Hondo, Río San Mateo, Río Chico, Zanja de Santa Cruz del Monte y Los Remedios de donde se han retirado cientos de metros cúbicos de azolve y basura.

 

Se trabajó en 43 colonias de donde se extrajeron más de 817 metros cúbicos de azolve y se limpiaron 18 barrancas, de las cuales se retiraron 301 metros cúbicos de desperdicios.

En atención a una petición ciudadana, personal de OAPAS junto con la CAEM, retiró del bajo puente del Río Totolinga 273 metros cúbicos de azolve y basura; mientras que del cauce ubicado en San Juan Totoltepec se quitaron 189 metros cúbicos de desperdicios en beneficio de 2 mil habitantes.

 

Aunado a lo anterior, se retiraron 364 metros cúbicos de azolve de Río San Mateo Nopala y de la zanja de Santa Cruz que desemboca en el Vaso de Cristo se extrajeron 42 metros cúbicos de basura y maleza. De igual manera, se limpiaron 21 metros lineales del canal.

 

Vences Mejia hizo un llamado a los naucalpenses para ser responsables y dejar de tirar basura en la calle, alcantarillas, cauces o barrancas, así como evitar arrojar aceites o líquidos grasos a las redes de drenaje ya que eso complica el flujo libre de las aguas.